Espa?ol > Actual > Article

La infalibilidad papal y la realidad de las herejías. 1ª Parte (+ vídeo)

Fecha de publicación:   2017-03-11
Autor:   ВВП

 

La infalibilidad papal y la realidad de las herejías. 1ª

 

 

Hoy en día, Francisco actúa como un sepulturero del papado y de la Iglesia.

¿Cuál es el verdadero significado del papado —de la primacía e infalibilidad—? Desde los primeros siglos, el Papa ha sido una roca protectora de la Iglesia contra la que “las puertas del Hades no prevalecerán” (Mt 16, 18). La esencia de la Iglesia es la preservación de las verdades salvadoras de la fe basada en una relación personal con Cristo. El Vaticano I (1871) formuló el dogma de la infalibilidad. La infalibilidad se aplica a la esfera de la fe y la moral. Sin embargo, en la historia de la Iglesia hubo papas que o cometían o aprobaban herejía o demostraban con su vida que eran apóstatas (perdieron la fe en Cristo). Después de la proclamación del dogma de la infalibilidad papal, los enemigos de la Iglesia —los masones— comenzaron a elaborar un plan de cómo destruir la Iglesia y la fe en Cristo más eficazmente —a través del ministerio del sucesor del apóstol Pedro—. El documento masónico de Alta Vendita dice: Creerán que están marchando detrás de la bandera de las llaves de Pedro, cuando en realidad estarán siguiendo nuestra bandera ...”

 

Los católicos —gente común, así como sacerdotes y obispos— están convencidos de que Dios no permitiría la elección de un Papa herético. Consideran impensable que un Papa pueda cometer herejía o apostatar de la fe. ¡Qué trágico error! Es el mismo pensamiento primitivo que el de los judíos que pensaban que Dios no podía permitir la demolición del templo. Dios puede permitir que suceda si la gente y la jerarquía se apartan de Él. La teología católica no enseña que un Papa no puede pecar; sólo enseña que es infalible cuando habla ex cathedra con respecto a las verdades de fe y moral. Los ortodoxos concluyen que los católicos entienden el concepto de primacía de tal manera que un Papa no puede pecar. Mostrando ejemplos concretos de los pecados de los Papas en la historia, proporcionan evidencia para demostrar que es mentira. Aunque el Vaticano y la jerarquía de la Iglesia no enseñan oficialmente como dicen los ortodoxos, hacen que la gente piense de esta manera. Las mentes de los católicos han sido inculcadas con la creencia “virtuosa” de que Dios no puede permitir que un hereje o un hombre que a sabiendas va en contra de Cristo y la Iglesia y tiene un plan para alterar la fe y los principios morales del Evangelio sea nombrado obispo o cardenal o incluso Papa. Sin embargo, eso sucedió y ahora podemos ver los hechos reales y la evidencia de la traición dentro de la Iglesia, especialmente desde principios del siglo XX hasta la actualidad.

 

De la evidencia histórica de las herejías y crímenes cometidos por los Papas es claro que si queremos defender la infalibilidad y la primacía papal, necesitamos articular mejor las condiciones bajo las cuales actúa el carisma y la infalibilidad y qué engloba. El Papa Pablo IV estableció una regla simple: si un obispo o un papa antes o después de la elección se convirtió en un hereje, ocupa su cargo ilegítimamente y todas sus acciones son sin fuerza (véase la bula “Cum ex apostolatus officio”).

 

La Iglesia formula claramente las verdades comúnmente aceptadas de la fe que han sido enseñadas durante 2.000 años. Estas incluyen principalmente: la salvación es sólo en Jesucristo y la Escritura es inspirada por Dios —contiene hechos históricos y no mitos—. El pueblo de Dios recibió los Diez Mandamientos, los sacramentos fueron instituidos ... Los cristianos saben de la Sagrada Escritura que los paganos adoran a los demonios y que el Alá islámico no tiene nada en común con el verdadero Dios Triuno ... Si algún Papa socava estas verdades de fe, cada cristiano verdadero puede reconocer clara y fácilmente que lo que el Papa proclama no está en conformidad con la enseñanza de la Iglesia y de la Sagrada Escritura, sino que es contrario a ella.

 

El Papa es infalible en materia de fe y moral cuando habla ex cathedra, si está en la Iglesia, es decir, si está en unidad con Cristo, con las enseñanzas de Cristo! Del mismo modo, los sacramentos actúan “ex opere operato” con la condición de que el sacerdote o obispo está en unión con Cristo y con las enseñanzas ortodoxas de la Iglesia. Si se ha convertido en un apóstata, “ex opere operato” ya no actúa y tampoco la infalibilidad papal. En resumen, un hereje ya no es un Papa, y nunca lo fue.

 

Hoy, Francisco besa los pies a los transexuales santificando así esta perversión, hace llamamientos para la islamización de cada parroquia y monasterio, ha emitido una exhortación herética ... Sin embargo, a los católicos no se les permite albergar ninguna duda sobre las palabras y gestos heréticos del Papa, y mucho menos calificarlas verdaderamente. ¡Este elemento psicológico ha sido abusado deliberadamente en la Iglesia Católica por herejes y masones con el objetivo de manipular a los católicos, cambiar las verdades de la fe y así destruir la fe salvadora! No obstante, los católicos deben permanecer convencidos de que son católicos, aunque bajo el liderazgo apóstata se han convertido en apóstatas. ¡Ellos deben creer que son cristianos y creen en Cristo, aunque subordinándose a los apóstatas han perdido el Espíritu de Cristo y han recibido el espíritu del Anticristo! ¿Cuál es la solución? En la segunda parte, titulada “Modernismo y eutanasia eclesiástica”, examinaremos con más detenimiento este asunto.

  

+ Elías
Patriarca del Patriarcado Católico Bizantino 

 

+ Metodio OSBMr                   + Timoteo OSBMr
Obispos Secretarios 

 

22 de febrero de 2017

 

Descargar: La infalibilidad papal y la realidad de las herejías. 1ª Parte (22-2-2017)