Espa?ol > Actual > Article

El secreto de Fátima después de 100 años - Primera parte: Apostasía en la Iglesia (+ vídeo)

Fecha de publicación:   2017-12-04
Autor:   ВВП

 

El secreto de Fátima después de 100 años

Primera parte: Apostasía en la Iglesia

 

Este año marca el centenario de la aparición en Fátima. ¿Qué lo precedió y qué lo siguió?

El siglo XVIII fue testigo del surgimiento de la Ilustración. La continuación de la Ilustración en el siglo XIX fue el Modernismo. En realidad, esto dio lugar a la destrucción de las verdades fundamentales del cristianismo, a la apostasía en la Iglesia.

 

 

San Pío X emitió una encíclica e impuso un juramento antimodernista. Algunos de los obispos, sacerdotes y teólogos modernistas rechazaron conscientemente esas medidas.

Después de la muerte de Pío X, el primer éxito de los masones fue la instalación del Papa Benedicto XV(G. della Chiesa, 1914-1922). Él permitió de nuevo el desarrollo del Modernismo en la Iglesia. En 1917, la Santísima Virgen apareció varias veces a los niños en Fátima, Portugal. Ella llamó al arrepentimiento. Los sucesores de Benedicto fueron los Papas Pío XI (1922-1939), Pío XII (1939-1958) y luego Juan XXIII (A. G. Roncalli, 1958-1963).

 

Roncalli fue condenado por el Modernismo ya en 1911. Sin embargo, Benedicto XV nombró a Roncalli presidente del Consejo central de la Obra pontificia de la propagación de la fe y profesor asociado en el seminario en Roma. En 1925, Pío XI envió al profesor asociado Roncalli a Bulgaria como visitador apostólico y luego a Turquía para salvar a los estudiantes de sus herejías. En 1958, gracias a aquellos con quienes tuvo unidad de espíritu, Roncalli fue elegido Papa.

 

En 1960, él retuvo el mensaje llamando al arrepentimiento dado en el Tercer Secreto de Fátima. El Cardenal Bea advirtió al Papa y a los Cardenales: —El secreto nos alerta sobre la apostasía en la Iglesia. Cuando el cardenal salió de la reunión, sostenida por el Papa Juan XXIII con sus consejeros, dijo: —Acabamos de matar a mil millones de personas, porque el Papa había decidido de no revelar el Tercer Secreto, ni consagrar a Rusia a Cristo y a la Santísima Virgen.

 

En lugar de abrir la puerta al espíritu de arrepentimiento, Juan XXIII en 1962 convocó el Concilio Vaticano II. El Concilio abrió la puerta a los modernistas y les dio plenos poderes. Juan XXIII usó el Concilio para cumplir su antiguo deseo de establecer la herejía modernista —aggiornamento— como un anti-evangelio (Gal 1:8-9) en toda la Iglesia.

En el Vaticano II, Juan XXIII nombró un llamado presidium de trabajo compuesto en su mayoría por los modernistas. Ellos promovieron astutamente tanto su agenda como agenda de Juan XXIII.

 

Los frutos del Vaticano II han sido el documento herético “Nostra Aetate” (1965), Babilonia en Asís (1986), esquizofrenia de género, multiculturalismo e islamización de Europa. ¡Hoy en día se ha llegado tan lejos que las verdades objetivas, así como la existencia de valores positivos son oficialmente negados!

 

Este es el fruto del aggiornamento, es decir, del Modernismo en la Iglesia y en el mundo.

El papado fue abusado para iniciar un proceso de autogenocidio de la Iglesia.

 

Juan XXIII y Pablo VI establecían herejía a lo largo de su papado. Por lo tanto, ¡el Vaticano II fue y es inválido, y estos Papas, siendo herejes, deben ser excomulgados póstumamente de la Iglesia! Cometían un crimen mucho mayor que el del Papa Honorio quien fue excomulgado póstumamente de la Iglesia.(véase Bula de Pablo IV “Cum Ex Apostolatus Officio”). ¡Este es el primer paso hacia el verdadero arrepentimiento por la apostasía en la Iglesia!

 

+ Elías
Patriarca del Patriarcado Católico Bizantino

 

+ Metodio OSBMr                   + Timoteo OSBMr
Obispos Secretarios

 

13 de octubre de 2017

 

Descargar: El secreto de Fátima después de 100 años - Primera parte: Apostasía en la Iglesia (13-10-2017)