Espa?ol > Actual > Article

El Vaticano II fue y es herético (+vídeo)

Fecha de publicación:   2019-07-26
Autor:   ВВП

 

El Vaticano II fue y es herético

 

Jesús dice: “El árbol es conocido por su fruto: el árbol malo no puede dar frutos buenos” (Mt 7, 18).

La aplicación del documento Nostra aetate del Vaticano II, particularmente bajo el lema “el respeto por otras religiones”, dio lugar a una expansión masiva del paganismo en las naciones cristianas. Muchos superiores religiosos comenzaron a invitar a los budistas e hindúes a sus monasterios. Esta pseudomisión, basada en el sincretismo del Vaticano II, es una rebelión contra Dios. Ha traído consigo la invasión de la pseudocultura detrás de la cual está el espíritu de la drogadicción y las perversiones sexuales. ¡Esto es, en esencia, un culto de los demonios y satanás! Aggiornamento predica otro Jesús, otro espíritu y otro evangelio (cf. 2 Co 11, 4).

La actitud de la Palabra de Dios hacia el paganismo está clara, y se expresa en el primer mandamiento: “¡No tendrás otros dioses ni te inclinarás a ellos!” (Dt 5, 6-9) Los documentos del Vaticano II expresan exactamente lo contrario.

 

Cita de Nostra Aetate: “La Iglesia considera con mayor atención en qué consiste su relación con respecto a las religiones no cristianas”.

Respuesta: ¿Qué consideración con mayor atención si la Palabra de Dios establece claramente en muchos lugares lo que nuestra relación debe ser con respecto a los paganos que adoran a los demonios! Jesús dijo: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que crea y sea bautizado, será salvo; pero el que no crea, será condenado” (Mc 16, 15-16). Esta es la misión obligatoria de la Iglesia, y ninguna consideración con mayor atención de cómo traicionar el Evangelio de Cristo.

 

Cita: “Todos los pueblos forman una comunidad, tienen un mismo origen, puesto que Dios hizo habitar a todo el género humano sobre la faz de la tierra”.

Respuesta: ¡Un descubrimiento asombroso del Vaticano II! Pero se olvidaron que Jesús envía a sus discípulos a todas las naciones para proclamar el Evangelio, incluso al precio del martirio. Todos los apóstoles murieron mártires por la proclamación del Evangelio. Su objetivo no era fusionarse en una comunidad con todos los que tienen un mismo origen y habitan sobre la faz de la tierra. El diablo, los demonios y todos los que están en el infierno también tienen su origen en Dios, pero sólo un tonto desearía formar una comunidad con ellos.

 

Cita: “… (los paganos) tienen también un fin último, que es Dios”.

Respuesta: Los paganos adoran a las serpientes y vacas como dioses, ¡pero esto no es un fin último de todos los hombres! Nuestro fin último es salvar nuestra alma y las almas de aquellos que están envueltos en las tinieblas de la idolatría.

 

Cita: “Los hombres esperan de las diversas religiones la respuesta a los enigmas que conmueven íntimamente su corazón: ¿Cuál es el sentido y el fin de nuestra vida? … ¿Cuál es el camino para conseguir la verdadera felicidad? …”

Respuesta: Es un gran engaño crear la impresión de que la gente debe esperar de las pseudoreligiones paganas una explicación de las cuestiones fundamentales de la vida humana. Ellas dan una explicación, ¡pero falsa! Por desgracia, la declaración del Concilio Vaticano II a sabiendas lo oculta.

 

Cita: “La Iglesia católica exhorta a sus hijos a que, mediante el diálogo y colaboración con los adeptos de otras religiones, dando testimonio de fe y vida cristiana, reconozcan, guarden y promuevanaquellos bienes espirituales y morales, así como los valores que en ellos existen”.

Respuesta: Jesús no nos envía a mantener un diálogo con los paganos, ¡sino a predicarles el Evangelio para que se conviertan de la potestad de satanás al Dios verdadero! (cf. Hch 26, 17-18; Col 1, 13) ¡Es el colmo de la hipocresía exhortar a los hijos de la Iglesia que reconozcan, guarden y promuevan la adoración de satanás y los demonios, dando testimonio de fe y vida cristiana! Si reconocemos y guardamos el camino a la perdición eterna de los paganos, traicionaremos nuestra identidad y nuestra meta dada por Dios: el cielo.

 

¿Cómo se atreve el Concilio Vaticano II a oponerse a Jesucristo, su Evangelio y la Tradición Apostólica? ¿Cómo se atreve el Vaticano II a boicotear el deber de predicar el Evangelio y lo sustituye por el diálogo suicida?

La declaración Nostra Aetate debería titularse: “Cómo traicionar a Cristo y a la Iglesia, y cómo llegar al infierno”.

 

Cita: “La Iglesia reprueba cualquier discriminación o vejación realizada por motivos de raza o color, de condición o religión”.

Respuesta: Casi la misma declaración está contenida en el Tratado de Lisboa. El Tratado de Lisboa de facto elimina los diez mandamientos y ha incorporado la sodomía en la legislación europea. La declaración de Nostra Aetate “La Iglesia reprueba cualquier discriminación…” contiene implícitamente la aprobación de la homosexualidad.

 

Cita: “Así, en el Hinduismo los hombres investigan el misterio divino buscando refugio en Dios con amor y confianza”.

Respuesta: Como parece, los teólogos del Concilio no sabían que los hindúes no adoran al único Dios, el Creador, pero con amor y confianza adoran como sus dioses a las vacas, serpientes y otras criaturas.

 

Cita: “En el Budismo, se enseña el camino por el que los hombres, con espíritu devoto y confiado pueden adquirir el estado de perfecta liberación o la suprema iluminación, por sus propios esfuerzos apoyados con el auxilio superior.”

Respuesta: En el Budismo, se enseña el camino por el que los hombres, con espíritu devoto y confiado pueden adquirir ¡el estado de posesión suprema con el auxilio demoníaco! La verdadera liberación del pecado original y de los pecados personales es solamente en Jesucristo. Nostra Aetate, sin embargo, guarda silencio sobre Cristo.

 

Cita: “Así también los demás religiones… proponen caminos, es decir, doctrinas, normas de vida y ritos sagrados”.

Respuesta: Las religiones paganas con sus ritos sagrados ofrecen sacrificios a los demonios y no a Dios (1 Co 10, 20). Sus doctrinas impiden que el hombre reconozca no sólo la verdad revelada, sino también la verdad objetiva. ¡Representan un sistema que rechaza a Cristo —la Verdad—!

 

Cita: “La Iglesia católica no rechaza nada de lo que en estas religiones hay de santo y verdadero”.

Respuesta: ¿Y qué hay de santo y verdadero en ellos? ¿La adoración de los demonios en los animales
—vacas o serpientes—? ¡La reencarnación niega al Dios personal y verdadero, al alma humana inmortal, al juicio de Dios, a la muerte redentora de Cristo por nuestros pecados, al cielo y al infierno! El koan no es iluminación, sino la pérdida de conciencia y razón. El nirvana y la iluminación es en realidad posesión demoníaca. Durante más de 50 años, el Vaticano II no ha dado la verdadera respuesta a lo que hay de santo y verdadero en el paganismo.

 

Cita: “Considera con sincero respeto los modos de obrar y de vivir, los preceptos y doctrinas…”

Respuesta: Si considera la adoración de los demonios paganos con sincero respeto y sin ninguna crítica verdadera, ¡es un signo de la pérdida de juicio, de la razón y de la fe salvadora! Se puede decir aquí: “¿Qué comunión tiene la luz con las tinieblas? ¿Qué armonía hay entre Cristo y Belial?” (2 Co 6, 14-15)

 

Cita: “… que no pocas veces reflejan un destello de aquella Verdad que ilumina a todos los hombres”.

Respuesta: ¡No reflejan la Verdad, sino las mentiras y el espíritu de mentira, el diablo, que engaña en lugar de iluminar a todos los hombres! ¡Esta afirmación del Vaticano II es una blasfemia!

 

Cita: “La Iglesia mira también con aprecio a los musulmanes que adoran al único Dios, viviente y subsistente, misericordioso y todo poderoso, Creador del cielo y de la tierra, que habló a los hombres”.

Respuesta: Esto es una mentira. Sí, hay un solo Dios, pero este único Dios existe en tres Personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Sin embargo, los musulmanes no lo adoran, sino que adoran a Alá, el mayor (akbar) de los 360 dioses paganos de La Meca.

 

Cita de Lumen Gentium, 16: “Musulmanes adoran con nosotros a un Dios único, misericordioso…”

Respuesta: La misma mentira del Vaticano II de nuevo. Además, Lumen Gentium afirma falsamente que los musulmanes son los hijos espirituales de Abraham. De hecho, las palabras de Jesús se aplican a ellos: “Abraham no es su padre, porque intentáis matarme a Mí” (cf. Jn 8, 44). El Corán establece la pena de muerte para cada musulmán que cree en Jesucristo.

 

Cita de Dignitatis Humanae: “El diálogo… unos exponen a otros la verdad que han encontrado o creen haber encontrado”.

Respuesta: ¡Es una tragedia que el Concilio no quiso discernir entre la verdad y las mentiras! ¡Intercambió la verdad del Evangelio por las mentiras de los mitos paganos!

 

Cita: “Hay que abstenerse siempre de cualquier clase de actos que puedan tener sabor a coacción o a persuasión…”

Respuesta: Usando un término manipulador “persuasión”, el documento impide la tarea principal de la Iglesia: ¡la misión!

 

Cita: “… que no se prohíba manifestar libremente el valor peculiar de su doctrina.”

Respuesta: El Concilio prohíbe la verdadera misión, pero promueve activamente la contaminación de la Iglesia por las prácticas paganas relacionadas con el ocultismo. De hecho, ¡el Vaticano II promueve así la espiritualidad demoníaca y la destrucción del cristianismo!

 

Resumen:

 

¡Los mártires preferían sacrificar sus vidas antes que ofrecer en un ritual pagano un grano de incienso como señal de adoración a los demonios!

 

El Concilio cometió tres pecados graves.

El primer pecado: ¡deliberadamente descuidó expresar inequívocamente la verdad y condenar claramente los errores!

El segundo pecado: aceptó términos ambiguos que permiten diferentes interpretaciones. Fueron introducidos por los líderes de la llamada “Alianza del Rin”. En el período postconciliar, de estos términos ambiguos extrajeron las conclusiones no ambiguas y legalizaron las herejías. 

El tercer pecado: en los documentos conciliares se incorporaron declaraciones que se encuentran al borde de la herejía o son completamente heréticas.

 

Brevemente, el Concilio Vaticano II fue el mayor desastre del siglo XX. Integró, codificó y recibió en el corazón de la Iglesia Católica toda la mentalidad del modernismo, del liberalismo y de la antimoralidad. Debido a la aceptación de los términos ambiguos el espíritu de la mentira logró socavar todos los dogmas.

 

Conclusión: Bergoglio ocupa el cargo de sumo pontífice ilegítimamente. Lo primero que debe hacer el nuevo papa ortodoxo es condenar al Concilio Vaticano II como herético. ¡Si no lo hace, será puesto bajo el anatema como el papa Honorio!

 

+ Elías

Patriarca del Patriarcado Católico Bizantino
 

+ Metodio OSBMr                      + Timoteo OSBMr

Obispos Secretarios

 

15 de julio de 2019

 

Descargar: El Vaticano II fue y es herético (15.7.2019)