Espa?ol > Actual > Article

El sacrificio perpetuo será abolido (+vídeo)

Fecha de publicación:   2019-10-12
Autor:   ВВП

 

El sacrificio perpetuo será abolido

 

“... veréis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel...” (Mt 24, 15)

El Señor Jesús llama la atención sobre la profecía de Daniel que se refiere al período de la apostasía interna masiva:

“... profanará el santuario, abolirá el sacrificio perpetuo y colocará el objeto sacrílego que causa profanación”. (Dn 11, 31)

El santuario de Dios está profanado; no sólo un templo exterior, sino que el santuario interior, el templo viviente del Espíritu Santo, el Cuerpo Místico de Cristo. ¿Cómo fue profanado este templo? Por el espíritu del anticristo.

El Espíritu Santo fue expulsado del centro de la Iglesia, así como de sus miembros. ¿De qué manera? Se ha dado la preferencia al paganismo y el primer mandamiento ha sido cancelado. De este modo, también el evangelio de salvación de Cristo fue abolido. La apostasía elimina la muerte redentora de Cristo en la cruz que se hace presente en la Misa. Este crimen no podría ser cometido por ninguna fuerza externa; fue causado por traidores dentro de la Iglesia. Hoy, esta traición está llegando al punto culminante en el Sínodo para la Amazonía. El camino fue pavimentado por la declaración Nostra Aetate del Vaticano II.

 

Con halagos hará apostatar a los que obran inicuamente hacia el pacto”. (Dn 11, 32)

¿Quién obra inicuamente hacia el pacto nuevo y eterno establecido por Jesús? Los que se han apartado de él por herejías. Éstos han recibido un antievangelio y están bajo el anatema de Dios, exclusión del Cuerpo Místico de Cristo (Ga 1, 8-9). Esto se refiere a Bergoglio y a los de su clase: pseudojerarcas y falsos maestros, teólogos heréticos.

Bergoglio ha engañado a los católicos débiles en la fe con halagos, retórica carismática y términos positivos. Él ha puesto fin al sacrificio sagrado de la Misa, introduciendo elementos y gestos rituales paganos. Ha expulsado al Espíritu Santo a través del satanismo pagano. Ha abusado del papado con este propósito y así hizo apostatar a la Iglesia Católica.

 

“... mas el pueblo que conoce a su Dios se esforzará y actuará”. (Dn 11, 32)

Lo importante es que aquellos que conocen a su Dios se esforzarán. No serán pasivos pero actuarán.

“...un ejército fue entregado al cuerno para oponerse a los sacrificios diarios; y echó por tierra la verdad, e hizo cuanto quiso, y le sucedió prósperamente”. (Dn 8, 12)

Bergoglio ha dejado a un lado el primer mandamiento del Decálogo, así como el mandamiento del amor a Dios y el verdadero amor al prójimo. Ha legalizado los pecados de adulterio y perversión sexual, y permite que todos reciban la Sagrada Comunión según su propio juicio. Él aprueba su oposición a Dios, permitiéndoles participar en la Cena del Señor sin verdadero arrepentimiento. La Escritura advierte que esto puede resultar en enfermedades e incluso la muerte (cf. 1 Co 11, 30). Bergoglio echa por tierra todas las verdades que conducen a la salvación. Al hacer esto, abusa de la máxima autoridad eclesiástica y, por lo tanto, le sucede prósperamente.

 

“... el sacrificio perpetuo será quitado y puesta la abominación desoladora...” (Dn 12, 11)

Comenzó con el documento del Concilio Vaticano II “Nostra Aetate” y continúa con el diálogo interreligioso y la aceptación de los demonios paganos en el corazón de la Iglesia. Juan Pablo II legalizó el sincretismo en la práctica por sus gestos apóstatas en Asís. Habiendo cuestionado el primer mandamiento del Decálogo, cambió el pensamiento de los cristianos. Por lo tanto, ya no consideran el sincretismo como un servicio a los demonios y ya no pueden confesar la unicidad de la salvación que está sólo en Jesucristo. ¡Benedicto XVI beatificó este camino apóstata de Juan Pablo II! Así abrió la puerta para que Bergoglio pudiera consumar la satanización de la Iglesia.

El sacrificio de Cristo en la cruz ha sido quitado del centro, el Espíritu de Dios —el Espíritu de la verdad— ha sido expulsado y se ha puesto la abominación desoladora.

El apóstol Pablo advirtió de antemano: “...esto no sucederá sin que venga primero la apostasía y se manifieste el hombre de iniquidad, el hijo de perdición. Éste se opondrá y se alzará contra todo lo que se llama Dios o que se adora, tanto que se sentará en el templo de Dios haciéndose pasar por Dios.” (2 Ts 2, 3-4)

Bergoglio se hace pasar por Dios porque anula lo que Dios ha establecido, a saber, las leyes de Dios, los mandamientos de Dios e incluso los principios morales naturales. Dios advierte a la humanidad contra el pecado de la sodomía con el castigo del fuego eterno (Jud 1, 7; 2 P 2, 6); sin embargo, Bergoglio se burla de eso y legaliza el pecado de la sodomía tanto por sus gestos como por sus documentos heréticos. Bergoglio ha demostrado que es el hombre de iniquidad, el hijo de perdición, que se opone y se alza contra todo lo que se llama Dios o que se adora. (2 Ts 2, 3-4)

 

“Ese inicuo vendrá por operación de Satanás, con gran poder”. (v. 9)

¿Dónde reside el poder de satanás? En paganismo y neopaganismo de la Nueva Era y del Nuevo Orden Mundial (NOM). Esto está relacionado con la iniquidad y la perversión de género, así como con la desmoralización y el robo de niños.

“Y usará toda clase de maldad para engañar a los que van a la condenación...” (2Ts 2, 10)

Toda clase de maldad es el fruto del paganismo porque los paganos adoran al diablo y a los demonios y desprecian a Dios. El ocultismo tiene su poder oscuro en la magia, la adivinación y el espiritismo (Dt 18, 10-14). Los usa para imitar el poder y la omnisciencia de Dios. La conciencia del poder demoníaco sobre los demás y la manipulación de ellos conduce al orgullo diabólico, e incluso abre la puerta a sacrificar hombres a satanás y los demonios.

 

“... porque no quisieron aceptar y amar la verdad para recibir la salvación”. (2 Ts 2, 10)

¿Cuál es la verdad sobre el hombre? Está herido por el pecado original, la fuente del mal, la semilla del diablo que lo arrastra a la condenación eterna. Esta dolorosa realidad, sin embargo, tiene una solución. ¿Qué es? La muerte redentora de Cristo en la cruz por nuestros pecados. A través de la fe y el arrepentimiento, tenemos una participación en el perdón de los pecados y en la liberación del poder del pecado y del diablo. Los que rechazan a Cristo están en el camino a la condenación eterna (cf. Mc 16). “Por esto Dios les envía un poder engañoso a aquellos que no quisieron aceptar y amar la verdad para que crean en la mentira... a fin de que sean condenados.” (2 Ts 2, 11-12)

Pregunta: ¿Cómo logró Bergoglio destruir la Iglesia sin obstáculos?

Respuesta: Hábilmente desvió la atención de lo que está haciendo, planteando un tema atractivo: la abolición del celibato sacerdotal. Así programó un caos extremo para poder convertir discretamente la Iglesia de Cristo en la anti-Iglesia de la Nueva Era.

 

Conclusión: El apóstata Bergoglio no es un papa válido. En la actualidad, está destruyendo todos los cimientos de la Iglesia. Los obispos o sacerdotes no pueden declarar que él es “nuestro Papa” ni profesar la unidad con él en la Santa Misa. Si lo hacen, hay dos posibilidades: o dicen una mentira y en realidad no están en unidad con Bergoglio, o dicen la verdad, ¡en cuyo caso celebran la misa inválidamente!

 

+ Elías
Patriarca del Patriarcado Católico Bizantino
 
+ Metodio OSBMr                + Timoteo OSBMr
Obispos Secretarios
 
8 de octubre de 2019

 

Descargar: El sacrificio perpetuo será abolido (8.10.2019)