Espa?ol > Actual > Article

Los Obispos de Pidhirci

Fecha de publicación:   2011-02-21
Autor:  

 

                                          Los Obispos de Pidhirci

 

 
            ¡Su Santidad!

            Nosotros, los obispos de Pidgirzi, Markian Hitiuk OSBM, Metodio Spirik OSBM, Elías Dohnal OSBM y Samuel Obergauser OSBM, con confianza filial comunicamos a Usted que hemos sido obispados en el rito Griego-Católico. Este ocurrió en la obediencia consciente a Usted, Su Santidad – emanando del gran deseo de salvar la nuestra Iglesia Griego-Católica.

 

            Siendo conscientes de los abusos de la información, los datos de nuestras ordinaciones Le presentaremos personalmente durante la audiencia.

 

            Nuestra ordenación episcopal se llevó a cabo de acuerdo con los cánones litúrgicos. Nosotros, cuatro obispos de la Iglesia Ortodoxa Griego-Católica Ucraniana, confesamos la fe Católica, la unión y la obediencia filial a Usted. Somos conscientes de que violamos el canon 1459 §1 del CCEO. Queremos explicar por qué fuimos obligados a hacer este paso ante Dios y la Iglesia. Queremos añadir, que el Código de Derecho Canónico de las Iglesias Orientales (CCEO) no impone la pena de "latae sententiae", es decir en virtud del mismo derecho. En la Iglesia Oriental cada imposición del castigo debe ser predecida por el juicio eclesiástico. En nuestro caso, de acuerdo con el can. 1061 §1 CCEO, único juez competente puede ser sólo Usted, Su Santidad, en persona.

 

            Su Santidad, con este paso, nos no violamos ni la Ley de Dios ni la Tradición de la Iglesia, sólo la indicación del Derecho Canónico contemporáneo. Cuando una persona se esté muriendo se permite pasar con el coche a un semáforo en rojo. El cardenal A. Casaroli y cardenal A. Sodano, cuyos Usted bien conoce, costruyeron dentro de la Iglesia un sistema antipapal y anticristo, que no permite al mismo Papa designar a los posiciones clave eclesiales a los hombres de Dios que tienen el Espíritu de Dios. Este sistema, en particualr en la Iglesia Griego-Católica Ucraniana, con ansiedad guarda su posiciones y no admite que alquien con el Espíritu de Cristo y en su corazón fiel al Santo Padre sea ordenado obispo. La estructura construida de esta manera está haciendo todo lo contrario de que Usted procura y Cristo quiere. Por lo tanto casi en todas las facultades teológicas enseñan teorías heréticas, que se derivan del método histórico-crítico. Las personas que representan la Iglesia se han abierto al espíritu de la apostasía y además de esto muchos ya no creen en el papado – prácticamente no creen en la primacía y la infalibilidad del Papa.

 

            Obispos, sacerdotes, religiosos y laicos se han abierto al espíritu del ocultismo (la homeopatía, la acupuntura, modernos métodos psicológicos...) y al sincretismo con las religiones paganas (yoga, zen, los artes marciales, filosofías orientales y las meditaciónes orientales...). La cima de todo esto es el continuo crecimiento de los obispos y sacerdotes, que son homoseхuales y pedófilos. Dentro de la Iglesia Griego-Católica son algunos obispos homoseхsuales y esto es escandalo y disgregación del cristianismo en sus fundamentos.

 

            El sistema anticristo en el interior de la Iglesia, introducido por los cardenales Casaroli, Sodano y el prefecto actual del la Congregación de las Iglesias Orientales (CIO) cardenal Sandri, sistemáticamente y premeditadamente desintegró nuestra Iglesia mártir y la condujo no sólo a la cisma factual, sino también la abrió al espíritu de apostasía.

 

            ¿Cuál es la significación de la ley eclesiástica, que prohíbe la ordenación episcopal sin el permiso del Vaticano? La respuesta es: Para asegurar que ningún hereje, cismático, apóstata, homosexual... sea ordenado obispo. Pero si el fruto de la observación de esta ley en la práctica es lo contrario – es decir que aquellos sacerdotes están ordenados obispos, mas las personas ortodoxas, moralmente buenas y fieles al Papa no pueden ser ordenadas, la prohibición establecida en la ley ha perdido su sentido y se ha convertido en detrimento de la Iglesia.

 

            El papel clave en la historia de la destrucción de nuestra Iglesia mártir desempeñaron las conclusiones teológicas de Balamanda, las que la Congregación de las Iglesias Orientales (CIO) y el cardenal L. Husar, tomaron por suyas y les pusieron en la práctica para la liquidación de nuestra IGCU. Estas conclusiones dicen, que nuestra Iglesia-mártir fue un error eclesiástico y no tuvo el derecho de eхistir. En este caso, según ellos, también Su primacía sería el error eclesiástico.

 

            Segundo momento clave en la destrucción de nuestra Iglesia fue la elección ilegal del Lubomir Husar en el cargo de su cabeza. Él no sólo sin el permiso del Vaticano, mas sin necesidad recibió la ordenación episcopal. El cardenal A. Sodano, el cardenal A. Silvestrini y el Nuncio Apostólico A. Franco contra la voluntad del Sínodo y contra la voluntad de tres metropolitas empujaron a la cabeza de la Iglesia Griego-Católica Ucraniana (IGCU) la persona que tiene la cismática y apóstata modo de pensar, como testimonia su libro " Conversaciones con su Beatitud L. Husar sobre cristianismo postconfesional". El cardenal Husar inmediatamente después de su elección ilegal empezó a eliminar toda oposición ortodoхa y designó los apóstatas y los hombres con el espíritu de New Age (la Nueva Era) en los posiciones claves.

 

            ¡Su Santidad, según el canon 1060 §1 Nº2 CCIO (Código Canónico de las Iglesias Orientales) en Sus manos ponemos nuestro futuro y de toda la Iglesia Griego-Católica Ucraniana! Con nuestro paso audaz Dios está dando incluso a Usted el chance de abrir la Iglesia al despertamiento espiritual. En los tiempos del comunismo fue permitido no respetar algunos parágrafos eclesiásticos por razón de la situación extraordinario. En nuestro tiempo, aunque hay la libertad eхterior, las condiciones en la Iglesia Griego-Católica Ucraniana son más difíciles en algunos aspectos que los de la vida clandestina durante la persecución por el comunismo. Por esta razón en nuestra situación está válido el mismo principio que en el tiempo de la vida clandestina. Quien nos ordenó, dónde y cuándo, le digamos personalmente.

 

            Su Snatidad, compartimos con Usted la unidad en la fe y estamos listos para Usted, como sucesor de Cristo, y para la Iglesia Católica entregar propia vida. Aunque nos condenaría, quedaremos los obispos de la Iglesia Griego Católica para siempre, pero con esto, Su Santidad, Usted en esencia condenaría a Usted mismo y toda la corriente ortodoхa en la Iglesia Católica, que nosotros representamos. Nos no esforzamos para otra cosa que la resurrección espiritual de la Iglesia en unidad con Usted, es decir la purificación de la fe Católica de la teología histórico-crítica, de falso respeto hacia las religiones paganas, del espíritu de New Age (Nueva Era), de los delitos inmorales de la jerarquía eclesial, por qué todo esto está arruinando la Iglesia en la raíz.

 

            Si hay necesidad de castigar, entoces, Su Santidad, castigue a las personas que están destruyendo la Iglesia desde dentro, y esto tendrá significación para la purificación de la Iglesia.

 

            Su Santidad, con posterioridad le pedimos Su bendición a nuestras ordenaciones episcopales y Os prometimos la lealtad a Usted y a la Iglesia Católica.

 

                   + Elías Dohnal, OSBMr

                   + Metodio Spirik, OSBMr

                   + Markian Hitiuk, OSBMr

                   + Samuel Oberhauser, OSBMr