Anuncio a tres presidentes (+ video)

Fecha de publicación:   2013-01-15
Autor:   ВВП

 
Presidente de Ucrania V. Yanukovych
Presidente de Rusia V. Putin
Presidente de Bielorrusia O. Lukashenko

 

Anuncio a tres presidentes

 

Estimados Presidentes de Ucrania, Rusia, Bielorrusia:

El Patriarcado católico bizantino les anuncia a Ustedes, por medio de la presente, un evento histórico que tuvo lugar en interés de las naciones Ucraniana, Rusa y Bielorrusa que Ustedes representan ante Dios en este momento histórico. El 8 de enero de 2013 estas tres naciones fueron consagradas a la Santísima Madre de Dios en el área del Monasterio de las cuevas, en Kiev.

 

 

En 1917, en Fátima, Portugal, al mundo se le dio una palabra profética: “Si Rusia se convierte, no habrá una catástrofe mundial”. Esta palabra profética requería la consagración de Rusia a la Santísima Madre de Dios. En el momento de Su muerte, Jesús vio a Su Madre y al discípulo que estaban junto a la cruz. Entonces dijo al discípulo: “He ahí tu Madre!” El discípulo recibió a la Madre de Jesús en lo íntimo de sur ser (in sua [latín] / eis ta idia [griego]).

 

Dios prometió a Su pueblo por medio del profeta Ezequiel: “Os daré un nuevo corazón y pondré un nuevo espíritu en vosotros” (Ez 36, 26). Un trasplante espiritual se realizó en el Calvario en la hora de la muerte de Cristo. El Cuerpo místico de Cristo —la Iglesia— estaba representada por el apóstol Juan. El corazón nuevo, inmaculado, es la Madre de Cristo y Madre de la Iglesia —la Bienaventurada Virgen—. Ella sola, en virtud de los méritos de su Hijo, fue preservada del pecado, el trágico legado de la primera mujer: Eva. Con las palabras “¡He ahí tu Madre!” Jesús dio Su Madre —un nuevo corazón— a la naciente Iglesia. El día de Pentecostés Él puso un nuevo espíritu, el Espíritu de Dios, en el interior de la naciente Iglesia.

 

La consagración de Ucrania, Rusia y Bielorrusia a la Santísima Madre de Dios es una realidad espiritual de enorme importancia en la lucha contra el sistema del mal y la oscuridad. Esta pelea por la salvación de la Rusia de Kiev comenzó con San Vladimir, cuando él arrojó al dios Perun al Dniéper. En 988, recibió a Cristo y a Su Evangelio en Kiev. Algún tiempo después, el príncipe Yaroslav el sabio consagró la Rusia de Kiev a la Madre de Dios.

 

La exigencia de 1917 fue cumplida por el Patriarca Elías del Patriarcado Católico Bizantino. La oración de consagración advierte contra la ideología del anticristo que establece control total de cada individuo por medio del chip con el número de la bestia del Apocalipsis y por medio del llamado Registro Unificado. Además, advierte contra la pervertida ideología de género que destruye todos los valores morales, naturales y cristianos y que está ligado al criminal sistema de justicia juvenil.

 

El acto de consagración fue hecho en la autoridad divina a través del sucesor de los apóstoles y profetas: el Patriarca Elías. Él consagró Ucrania, Rusia y Bielorrusia con una afirmación de autoridad: “Yo consagro estas tres naciones eslavas a la Santísima Madre de Dios”.

En la esfera política, el gobierno tiene la autoridad para expedir la ley que se aplica en un territorio determinado. Este principio se aplica de modo semejante en la esfera espiritual. Jesús dijo a los apóstoles: “Todo lo que atéis en la tierra será atado en el cielo”. (Mt 18, 18). Por eso la consagración de estas tres naciones eslavas a la Santísima Madre de Dios se convierte en un acto histórico irreversible que tiene una influencia decisiva en el futuro.

 

La oración de consagración concluye con un llamado: “En este año, dedique al menos una hora diaria en conversación con Dios. La Santísima Madre de Dios, a quien hemos recibido como nuestra Madre y a quien le hemos consagrado Ucrania, Rusia y Bielorrusia, está ahora aplastando la cabeza de la serpiente infernal”.

 

Estimados Presidentes , Viktor Fedorovych, Vladimir Vladimirovych y Olexandr Grygorovych: sea esta unidad espiritual de sus tres pueblos una barrera común contra la presión de la globalización ejercida por instituciones supranacionales que promueven la satanización y el autogenocidio de las naciones, incluyendo Ucrania, Rusia y Bielorrusia.

 

 

Patriarcado Católico Bizantino

+ Timoteo OSBMr           + Metodio OSBMr
Obispo secretario                 Obispo secretario

 

Liev (Ucrania), 11 de enero de 2013

 

Copias a:

Representantes de las iglesias de Ucrania, Rusia, Bielorrusia

Presidentes de los estados miembros de la UE y MEPs

Representantes de las iglesias de los Estados miembros de la UE

Congresistas y gobernadores de EEUU

Medios de comunicación de Ucrania, Rusia y Bielorrusia

 

Descargar:  Anuncio a tres presidentes (11.1.2013)